lunes, 8 de marzo de 2010

Metallica – Guatemala 05-03-10


Nunca una banda complacerá a todos, nunca una banda será la mejor del mundo, nunca un concierto será el mejor para todos, nunca estaremos complacidos con lo que tenemos, pero claro todo depende del ojo del contemplador.


Teniendo ya la experiencia del concierto de Metallica en Junio del año pasado, pues sabía que esperar, así que la emoción sobre dicho toque giraba en otros asuntos, como el compartir con los cuates el pre-concierto (el jueves), los momentos previos al concierto, la compañía cálida de una mujer a mi lado, la cerveza fría en mi garganta, y la espera de la realización de un sueño (literalmente hablando), y era por fin escuchar “Fade to Black”. Pero no solo emoción giraba, ya que es asqueante escuchar por todos lados “Metallica aquí, Metallica allá”, “yo sé mas, yo soy más fan, yo soy esto o lo otro y claro, vos no te me comparas”, así mismo un montón de “Kikos” por todos lados, hablando de poser (ups, perdón, un dedazo), de poseer esto o lo otro, pero está bien, es lo que genera un concierto de una banda grande, tan conocida, tan comercial.

Llegado el día, disfrute mi estancia afuera del estadio, un considerable número de personas se encontraban afuera, y según se comentaba en el ambiente, adentro ya estaban otro montón. Ya lo he comentado en otras ocasiones principalmente en la revista escrita y es que no apoyamos el Metal por ser nacional, lo apoyamos por gusto, y aunque no tengo nada contra Extinción, pues no me interesó en lo más mínimo entrar a verlos, de hecho, no me interesaba ver a ninguna otra banda chapina en el escenario, Mastodom pues lo que había escuchado no me gustaba así que mejor de disfrutar de la compañía, la cerveza y el relajo de afuera.


Acercándose la hora del toque (8:00 PM), decidimos entrar, nada complicado el ingreso, y aunque no estuvimos adelante, desde nuestro lugar apreciamos de buena manera el concierto, esto gracias a la pantalla gigante tras el escenario, el sonido claro, bueno, luego de haber solventado el desperfecto al inicio, ya que ”Creeping Death” simplemente no sirvió, los monitores en el escenario al parecer funcionaban perfectamente, ya que se pudo ver a Metallica tocarla completa y sin problemas, fue hasta “For Whom The Bell Tolls”, que la falla fue total, ya que tuvieron que pararla para arreglar los problemas, no sin antes escuchar a Heatfield decir “dios ayudanos”, finalmete tras una espera de nos mas 15 minutos, la banda regreso y tras preguntarnos si los escuchábamos, reiniciaron “For Whom The Bell Tolls”, esta vez sonando mejor, aunque con pequeños problemas al inicio, pero que al final de la rola ya sonaba bien.


No me gustan los discos luego del “álbum negro”, son pocas las rolas, pero “Fuel” es una que definitivamente no me gusta, así que dispusimos degustar de un cigarrito sentados en la lona que cubría la gramilla, gramilla dónde fuimos los cosechadores de penas, rola que me emocionó, aunque me quede esperando el escupitajo de Hetfield, el cual, hace mas especial esta rola, pero luego venía mi “regalo” y sí, otra vez uso las palabras de un cuate “tocaron para mí”, arriba de la batería Hetfield con una guitarra acústica (o electroacústica, no sé, no importa) inició los acorde de “Fade to Black”… no escribiré mucho, simplemente, que luego de dicha rola, dije “si aquí se chinga el sonido, o sea acaba el concierto, NO ME IMPORTA!”.

Pero todo siguió con normalidad, dos rolas del último disco, luego “Sad But True”, coreada de forma más o menos general, otra  del nuevo disco, para darle paso al momento de mas pirotecnia ahuevos acorde al intro de metrallas, era claro la rola que se venía, “One”, así de simple, así de nítido, así de deahuevo. Creo que para muchos fue un gran momento, pero la descarga no terminaba, ya que el “maestro de marionetas” movió los hilos, y me atrevo a decir que una buena cantidad fueron marionetas dejándose llevar por los demás…


La parte del medio de esa rola tiene algo especial, la tranquilidad del arpegio seguido de la fuerza del riff con el que vuelve a hacernos gritar “Master! Master!, where's the dreams that I've been after?”, hacen que sea una de las clásicas de la banda. El escenario con gran show de luces, además de pirotecnia, cesaron ya que la “negrura” se apodero del Mateo Flores, de las buenas sorpresas del toque!, escuchar la primera rola del “…And Justice For All”, me hizo recordar la primera vez que puse mi Kct doble del sello “Vertigo” en una grabadora de una bocina, fiel compañera en mis inicios de este camino que aún sigo recorriendo.


Tras tres rolas fuertes, nos dieron descanso, “Nothing Else Matters” fue la encargada de dar esa calma, que se rompió con “Enter Sandman”, creo, que fue la más cantada, ya que por todos lados se veía movimiento y se escuchaba bastante alto el sonido de las voces del público, voces que no se callaron tras ver la partida de los “Jinetes del Apocalipsis”, voces que gritaban “otra, otra”, y ahuevos faltaban todavía algunos minutos para el final del toque, regresaron y solo me emocionaron con unos acordes de "The Frayed Ends Of Sanity", pero no, esa no tocaron, en su lugar vino el cover de The Misfits"Last Carres", para darle paso a una rola rápida rápida, “Battery”, mi hizo agitar de buena forma la cabeza, ya que ja! Una gran rola del Master o no?, pasaban las 10:10, faltaba la última búsqueda, la clásica con la que están cerrando ésta y su pasada gira, no sin antes pedir que prendieran las luces, hablar con el publico, pidiendo hacer historia para hacer el concierto mas bullicioso en Guatemala, “juntos haremos historia” rola formada por tres simples palabras: “SEEK AND DESTROY”, y aunque sean palabras que se repiten en esta su gira al tocar la rola, digamos que es un momento deahuevo, rola del primer disco, y también aunque ya se sepa como viene la rola es deahuevo cantar “We are sacanning the scene in Guatemala tonight”, bueno, yo me la disfrute gritando, no cantando.
Con la voz cansada, y solo un poco de cansancio en el cuerpo, abandonamos el estadio, allí fue donde escuché que el concierto dejo que desear, que no fue totalmente lo que se esperaban, que fue el mejor de Guatemala, que nada se compara bla bla bla, yo salí felíz, yo fui porque me gusta Metallica, no por lo que los demás digan, y como una vez “me enseñaron”, “no importa lo que ellos digan… y yo se”.

 

Giovanni “shogun” Peruch.

2 comentarios:

barbara dijo...

mano enserio q cuando escribis es pura poesia del metal. aunq yo no pude ir los comentarios ak en costa rica fueron buenos, sin problemas de sonido, jeje. un espectaculo unico. con lleno total.. atravez de tus palabras pude experimentar un poco de esa emocion de este toque,, gracias...
HAIL

macc dijo...

Que buena reseña mano... palabra que es lo que se sintió en el toque. Yo cuando tocaron material post-album negro me quede medio aburrido pero por lo menos tocaron buenas rolas de las viejas. A huevos, saben que esa musica fue la que los hizo grandes. Con lo de los juegos pirotecnicos si no quede muy satisfecho que digamos, un par de fogonazos y ya. La verdad que esperaba un escenario como mas en conexion con el publico, con algun pasillo hacia el publico o algo asi. Cuando Hetfield dijo algo como "i told you, it was too heavy" por Sad But True... medio me emputé, de plano porque deduje que talvez nos ven a los chapines como gente que nunca ha escuchado buen metal jeje (a mi parecer, es mas pesada Battery, pero bueno, el tiene su propio concepto de "heavy"). Al final quede satisfecho con lo que tocaron, pero tambien con ganas de haber escuchado mas... pero en fin, buen toque. Esperemos que para el de Megadeth tambien llegue una buena cantidad de metal-heads!

Ahora si traen a Slayer algun dia, ahi si me hago popo.

Saludos.